Bicicletas eléctricas

Ventajas de usar una bicicleta eléctrica

El uso de una bicicleta eléctrica tiene numerosos beneficios que se pueden incluir en dos áreas principales: salud y ahorro. Estos beneficios pueden ayudar no sólo a quienes usan las ebikes, sino también a la sociedad en general.

  • Elige el nivel de esfuerzo. La bicicleta eléctrica tiene en común con las motos “normales” todos los beneficios para la salud del cuerpo y mente que aquellos que pedalean conocen bien. Con una bicicleta eléctrica la persona tiene la ventaja de poder elegir más fácilmente el nivel de esfuerzo que se va a ejercer.
  • Haz movimientos, pero sin sudar tanto. Si se está pedaleando para ir a la oficina, o si se regresa del supermercado con bolsas pesadas en el portaequipaje, se puede optar por obtener ayuda del motor; y a la vez, tiene el beneficio de que se está haciendo ejercicio saludable aunque no sea muy intenso, lo que permite llegar a la oficina o al hogar sin sudar. Éste tipo de ejercicio es ideal para aquellos que desean comenzar a una actividad física poco a poco, ya que es muy gradual y no es estresante para las articulaciones.
  • Un esfuerzo regular. Es muy común el comenzar la actividad de ir en bicicleta normal, y luego dejar la rutina después de unos días, ya que el entusiasmo pudo haberse desvanecido. La ebike ofrece un tipo de esfuerzo más regular, menos intenso, pero aún saludable y que ayuda a ser más constante.
  • El ciclismo es divertido. Las bicicletas eléctricas pueden ayudar a todos a usar más la bicicleta y vivir mejor. De igual forma, se puede re-descubrir la alegría de sentir el viento en la cara y a la vez revitalizar las calles de la ciudad con ello.
  • No contamina. La bicicleta eléctrica también tiene ventajas para toda la ciudadanía ya que no contamina: no tiene emisiones nocivas y es silenciosa, lo que ayuda a reducir la contaminación acústica tan dañina para la salud mental. Una bicicleta ocupa mucho menos espacio que un automóvil en las carreteras, lo que las exime de contribuir a los atascos y a necesitar más espacio de estacionamiento. Sin embargo, se debe tener cuidado de reciclar adecuadamente las baterías de litio cuando lleguen al final de su tiempo de vida útil. Las bicicletas eléctricas permiten que mucha más gente use la bicicleta con frecuencia, incluso en situaciones en las que el uso de una bicicleta “normal” sería difícil, como en las zonas montañosas o de calles muy empinadas.
  • Permite otros usos de la bicicleta. Las ebikes pueden servir para el transporte de mercancías, teniendo una capacidad máxima de hasta 300 kg. De ésta forma la distribución en pequeña y a mediana escala podría revolucionarse, eliminando los camiones contaminantes y ruidosos de las ciudades.