Bicicletas eléctricas

Pieza clave en una ebike: sensor de detección del pedal

La elección del sistema de detección de pedal es probablemente lo más importante al momento de comprar una bicicleta eléctrica.

Las bicicletas eléctricas asistidas por pedal, los únicos vehículos con un motor eléctrico clasificado legalmente como “bicicleta” en la Unión Europea, tienen un motor que se activa solo cuando se pedalea. Cuando la persona deja de pedalear, el motor deja de funcionar. Uno de los cuatro componentes fundamentales de una bicicleta eléctrica es, por lo tanto, el sistema de detección de pedal, un sensor que se comunica con la unidad de control cuando el motor está activado. Existen dos tipos:

  • Sistemas de detección simples. Es aquel que detecta solamente si los pedales giran o no. Funciona de manera similar a los sensores de las computadoras para bicicletas que brindan información sobre velocidad y kilómetros. En este caso el ciclista pedalea sin ayuda del motor inicialmente, sin embargo, una vez que se activa el motor se presenta el pedaleo simbólico, siendo transportados enteramente por el motor.
  • Sistema de detección complejo. Referido a aquel que detecta el esfuerzo realizado en los pedales, activándose inmediatamente al inicio y activándose o desactivándose de acuerdo al grado de intensidad del pedaleo, siendo necesario siempre pedalear lo cual mantiene el nivel de autonomía alto.